Municipio de Yauco carga nuevo arbitrio por tragamonedas

Máquina tragamonedas. Foto archivo

La aprobación de semejante tributo levantó varias interrogantes entre los legisladores de minoría sobre cómo la medida compagina con lo que se está regulando, actualmente, a nivel estatal.

YAUCO – Paralela a la discusión sobre el Proyecto de la Cámara 1142, que propone un aumento en el costo de licencias para manejar máquinas de entretenimiento en Puerto Rico, la Asamblea Legislativa de Yauco aprobó una ordenanza municipal que obliga a toda persona en posesión de estos artefactos a pagar, además, un arbitrio local.

Todo comerciante que distribuya o maneje máquinas de entretenimiento para adultos en los límites territoriales del Municipio de Yauco tendrá que pagar un arbitrio de $750 por equipo en o antes del 30 de agosto, de este año, para evitar una multa de $1,000.

Empero, la minúscula representación de los pequeños comerciantes locales que acudió a la sesión ordinaria donde fue aprobada la medida municipal, no se quedó callada.

“No tienen un rolo para aplastar brea, pero sí para aplastar a los comerciantes yaucanos”, exclamó Jorge “Broco” Hernández Quiñones, propietario del colmado La República, tras abandonar la sede de la Legislatura recientemente.

“¿Qué va a pasar con nosotros? Vamos a tener que empezar a cerrar porque es un hecho que esas máquinas no dan 200 dólares. Ya uno paga patentes al Municipio, ya uno le paga a Hacienda. ¿Qué más quieren?”, cuestionó.

La medida que fue aprobada el pasado jueves, 11 de julio, fue repudiada por la minoría partidista de la Asamblea Legislativa, pese al voto unánime a favor por parte de la mayoría novoprogresista.

El comerciante Jorge “Broco” Hernández Quiñonez. Foto La Perla del Sur

La legisladora por el Partido Popular Democrático, María del Carmen Vega Lugo, cuestionó que, aunque esta medida fue adoptaba por el ayuntamiento de San Lorenzo, eso no “significa” que en Yauco será efectiva.

“Cada pueblo tiene sus situaciones específicas”, manifestó la funcionaria.

Empero, al amparo del artículo 2.002 de la Ley de Municipios Autónomos de Puerto Rico, la Legislatura Municipal justificó el nuevo impuesto, alegadamente, “compatible con el Código de Rentas Internas y las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”.

Este medio supo que la tributación deberá ser pagada por cada máquina individual que exista en el establecimiento, “no por varias máquinas aglomeradas en un mismo mueble u otro modo para incorporar más de una máquina”, en la Oficina de Recaudaciones de la poltrona municipal.

Impuesto simultáneo

La aprobación de semejante tributo levantó varias interrogantes entre los legisladores de minoría sobre cómo la medida compagina con lo que se está regulando, actualmente, a nivel estatal.

Y es que, con el P. de la C. 1142, se enmendará la Sección 3050.02, de la Ley 1-2011, del “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”. El mismo pretende hacer ajustes al pago que se hace para obtener los derechos de licencia de manejo de máquinas tragamonedas.

Este medio intentó contactar, desde el pasado 12 de julio, al secretario de Hacienda, Raúl Maldonado Gautier, en aras de obtener una opinión oficial sobre el nuevo arbitrio municipal que, sumado a lo que se pretende aprobar a nivel estatal, representaría una carga colosal al bolsillo de los comerciantes.

Empero, la secretaria de Prensa de Fortaleza, Yennifer Álvarez Jaimes, manifestó que el Secretario no estará disponible para entrevista hasta tanto él como otros asesores del ejecutivo analicen la ordenanza.

Asimismo, Álvarez dijo que la regulación que se hace a nivel municipal no interfiere con lo que se decida a nivel estatal, y viceversa. La Perla del Sur envió copia de la ordenanza yaucana al ejecutivo el pasado jueves, 27 de julio, y sigue a la espera de su análisis.

El Proyecto de la Cámara 1142

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Méndez Núñez, presentó el pasado 22 de junio, el P. de C. 1142 que busca enmendar el artículo 3050.02, de la Ley 1-2011, para aumentar de $2,500 a $3,000 el costo de la licencia para operar máquinas de entretenimiento para adultos.

Méndez también recomienda en la legislación que las tragamonedas no operen mediante la expedición de una licencia, sino a través de un marbete diseñado por el Departamento de Hacienda. Esto porque, según el funcionario, la recolecta total no se está logrando.

“Con esta medida se esperan recaudar $69,000,000 (a nivel estatal). Para dicho resultado se toman como base los tres mil dólares $3,000 por concepto de marbete, multiplicados por un promedio de 23,000 operadores de máquinas electrónicas que hay en la Isla”, resume el proyecto legislativo.

La medida tiene como fin inyectarle al Fondo General parte de los $924 millones en ingresos nuevos que se necesitan para cuadrar en el presupuesto ya vigente, agrega.

Según lo estipula la Ley de Juegos de Azar -Ley Núm. 77 de 2014-, el cincuenta por ciento de dicho impuesto ingresará al Fondo General y el restante cincuenta por ciento se destinará a la Compañía de Turismo de Puerto Rico.

Cabe resaltar que esta ley prohíbe expresamente la operación de máquinas de entretenimiento para adultos en el interior de establecimientos comerciales, tales como tiendas por departamentos, farmacias, panaderías, supermercados, gasolineras, megatiendas, cadenas de tiendas y/o restaurantes, hospitales, oficinas profesionales e instalaciones del gobierno.

También criminaliza que los negocios que operen este tipo de máquinas estén localizados a menos de 200 pies lineales de distancia de escuelas, iglesias o congregaciones; y a menos de cinco kilómetros de distancia de un hotel con casino.