Urgen atender matrícula para cuadrar la Educación Especial

Educación todavía se encuentra en el proceso de análisis respecto a los recursos que son necesarios para cada Región Educativa.

Sobre 400 maestros de Educación Especial están en la espera de ser reclutados durante la recta final para el comienzo a clases del año 2017-2018.

Según el secretario asociado de Educación Especial, Eliezer Ramos Pares, ello se debe a que esta dependencia bajo el Departamento de Educación todavía se encuentra en el proceso de análisis respecto a los recursos que son necesarios para cada Región Educativa.

Por ello, Ramos Pares se unió al llamado de la secretaria Julia Keleher, urgiendo a los padres, madres y/o tutores de estudiantes de Educación Especial, a que no dejen para última hora el proceso de matrícula.

Según dijo, en la Región Educativa de Ponce se supone que existen 18,499 estudiantes registrados en el programa de Educación Especial, para los que ya hay listos para comenzar a trabajar unos 657 maestros aptos para atender a esta población estudiantil. Otros 92 educadores están en proceso de reclutamiento, mientras que a estos se podrían sumar algunos otros maestros bajo el programa Team Teaching, de la Titular de Educación, dijo.

“Ya se ha trabajado un reclutamiento masivo”, acotó Ramos Pares, al tiempo en que destacó que esta procrastinación por parte de los padres, perjudica particularmente al Departamento de Educación Especial “por tener que organizar y coordinar los servicios de terapias, servicios de maestros de Educación Especial y otros servicios que requieren algunos estudiantes”.

“Por eso vamos a solicitar a los padres, a que acudan (a las escuelas) y completen los procesos lo antes posible, para nosotros poder, al amparo de esas matrículas, asignar los recursos necesarios a las escuelas”, subrayó.

Ramos Pares destacó que existe la preocupación de que cambie ese universo de 18,499 estudiantes registrados en Educación Especial, porque podrían verse alterados los planes para la agencia.

Resulta que a pesar de que esa dependencia guarda cierta información base, partiendo de los estudiantes matriculados en mayo pasado -y de la data que se desprende de los planes para las escuelas a consolidar, pensando que estarán recibiendo una gran cantidad de estos estudiantes- preocupa que los padres estén tomando la acción de cambiar de residencia o plantel a última hora. Ello se traduce en que la agencia tendría que trasladar a maestros en cuyas escuelas sus servicios no sean necesarios porque la matricula cambió.

El Titular de Educación Especial sostuvo que al momento el Departamento “está validando escuela por escuela todo el proceso; salón por salón, puesto por puesto. Porque queremos que los recursos estén donde verdaderamente se necesitan”, reiteró.

Agregó que se podría anticipar que algunos recursos serían necesarios en base a esta información, “pero si los padres no acuden a completar la matrícula, no se puede prever si hay recursos en una escuela que no son necesarios, o si la matrícula sobrepasa los recursos que tiene asignados un plantel escolar”, concluyó.